POP STRAM: Obras de Artíes (Valle de Arán, Lleida)

Después de las dos obras de Belchite y sus espíritus, me apetecía volver a mis orígenes pirenaicos  para oxigenarme de tanta desgracia.  Cómo nací en el Valle de Arán, mis primeras obras del pirineo Pop Stram serán de mi pueblo Arties, lugar donde se me abren los pulmones y las emociones, donde me siento más libre y más cerca del cielo, donde intento recordar que hice en mis tres primeros años de vida antes de vivir en  Barcelona.

Para comprender mejor las dos obras que he realizado,  os comento algunos datos de interés sobre aquellos tiempos.

Actualmente en Arties viven unas 600 personas, pero a inicios de los años 60 había más de 1.200, debido a la cantidad de trabajo que había en la llamada Compañía Productora de Fuerzas Motrices (hoy Fecsa), que realizaba los túneles y canales que comunican muchos de los más de 100 lagos que tiene el Valle de Arán con el objetivo de obtener electricidad.

Después de la guerra civil Española, fueron muchos los antiguos soldados republicanos que huyeron para evitar realizar el Servicio Militar Nacional obligatorio tras perder la guerra.  Muchos de estos republicanos eran expertos en bombas y dinamita, y se fueron de mineros al norte de España.

Mi padre fue uno de estos inmigrantes, era de una aldea de Almería, se fue a la guerra con 15 años  y acabó en el Valle de Arán en los albores de 1940, para después llevarse a cuatro hermanos más para trabajar en los túneles a cambio de un salario ajustado a la época. Fueron unos 20 años de trabajo donde se construyeron muchos túneles como el antiguo de Viella, y otros que no se conocen pero que comunican los lagos del Valle.

Eran tiempos en los que se cavaba la tierra a pico y pala, y para la roca estaban los picapedreros que lo hacían con maza y cincel.  Después llegaron los martillos neumáticos, que mi padre por ignorancia siempre amó,  por su potencia y eficacia, sin saber que la polvareda que levantaban  le conllevaría la terrible desgracia de contraer una enfermedad crónica y mortal: La silicosis, ocasionada por la inhalación de este polvo con alto contenido en sílice, y responsable de muchas muertes, hoy ignoradas y mal recordadas en este hermoso valle.

Estos trabajadores vivían en barracones al lado de los lagos (Restanca, Colomers, Saborredo, etc.), y bajaban esporádicamente a los pueblos para correrse la juerga con los dineros ahorrados a la fuerza de no gastar nada en la alta montaña.  Con los años, se buscaron mujer para formar una familia. Para elegirlas, nada mejor que ir unos días a las fiestas de sus pueblos de origen, ya que en aquellos tiempos había tanta ignorancia,  hambre y miseria por el sur de España, que una promesa de tener  casa, aunque fuera de alquiler, en un bonito valle, con mucha agua, trabajo, caza y pesca, bastaba para que la más guapa del pueblo se casara rápidamente con su pretendiente y se fuera con él, en un viaje de tres días de Almería al Valle de Arán.

Así se formó mi familia, mi padre se casó con 36 años con mi madre de 23, y se fueron a vivir a una casita en Arties, bajo el campanario de la iglesia de Santa María. Era de alquiler bajo porque allí había muerto un tísico y esto creaba mucho recelo. Mi padre siguió trabajando en las montañas, y bajando de tanto en tanto para ver a la familia. En dos años tuvo dos hijos, pero la silicosis le ocasionó la jubilación temprana y la necesidad de sacar a su familia de un lugar dónde los inviernos eran muy duros, sin luz ni agua corriente, y él debía de morir en pocos años.

 

ARTIES I

 

Pop Stram. Obras de Artíes (Valle de Arán, Lleida). Técnica: acrílico y óleo sobre lienzo de 73x100 cm.

POP STRAM. Artíes I. acrílico y óleo sobre lienzo de 73×100 cm.

 

Técnica: acrílico y óleo sobre lienzo de 73×100 cm.

Representación Pop Stram de una posible escena de mi infancia, asociada a hechos pasados y futuros.  Tiene un alto contenido en personajes que cada espectador irá interpretando a su manera. Para comprender mejor la obra, permitidme hacer algunos apuntes.

Esta obra recoge y mezcla cuatro historias diferentes, no relacionadas en el tiempo, con la finalidad de crear una historia global nueva y creativa.

  1.  Me  contó mi madre,  que había una muchacha en Arties  que iba detrás de mí padre, y que éste se dejaba y tonteaba con ella, pero mi madre le puso firme. Además él fue un gran fumador, que unido a su enfermedad fue motivo de discusión permanente en el matrimonio.
  2. La Iglesia Románica de Santa María del siglo XI es el emblema de la población. Y me crié en una casa bajo su misma sombra. Hace unos años, tras su restauración se pudieron contemplar unas anónimas,  espléndidas y sorprendentes pinturas del siglo XV, sobre el juicio final, que he querido rescatar en alguno de sus fragmentos para mi obra, para el conocimiento de esta riqueza y su simbolismo.
  3.  Hoy el Valle de Arán, y en especial Arties, también es popular por sus osos.  En Arties hay dos que están enjaulados al lado del río Garona, con pésimas condiciones, pero atraen a turistas con sus hijos.  Se ha dado un plazo de tres meses, para que se mejoren sus condiciones o serán retirados de la población.  Además en el Valle existen unos osos “salvajes” sueltos que han traído de fuera para repoblar a este extinguido animal. En 1997 un cazador furtivo mato a la osa Melba, dejando sus tres cachorros desamparados y al cuidado humano. Hace unas semanas una osa con su cría se defendió ante otro cazador y le dio un zarpazo en el brazo. La osa (llevan localizador) ya ha sido apresada y está en observación. Se ha abierto un debate para que no existan osos libres en el Valle. La prensa no se pregunta porque la osa no mató al cazador pudiendo hacerlo fácilmente, quizás los humanos seamos más “animales” que estos osos y necesitemos se juzgados.
  4. Ya hace unos años que murieron nuestros perros chihuahuas. Los sigo queriendo y recordando, y siento que ellos siguen observando todo lo que pasa y juzgando con sus saltones y redondos ojos aquello que ven y sienten.

 

Contenido de la obra Arties 1:

En primer término vemos una escena familiar Pop Stram, el gallo humano con su martillo neumático último modelo en los hombros, discute frente a su coneja Play Boy, mientras que detrás de él se esconde la joven Betty Boop, en sospechosa actitud ya que tiene el cable de la herramienta entre sus piernas. El matrimonio se apoya en esta discusión en un paquete de  genuino tabaco americano del siglo XXI.

En un segundo plano se desarrolla un gran acontecimiento.  Los dos niños del matrimonio corren hacia sus padres desde su casa, el hijo mayor va armado con su metralleta de juguete que le echaron los reyes magos unos meses atrás.

Los osos tocan las trompetas en las ventanas de la iglesia de Santa María, mientras que el patriarca mayor oso llama al Juicio Final y su capa parece convertirse en llamarada.

Ante esta llamada,  el dragón de las pinturas del siglo XV sale del interior de la iglesia con su cohorte, y dejo a la libertad del espectador cómo sigue la historia.

Mientras transcurren estos acontecimientos previos al juicio final de los osos sobre los humanos, en el cielo tres espíritus de mariposas chihuahuas nos contemplan y contemplan la historia para ver nuestras reacciones.

Dejo a vuestro criterio la historia, y el impacto de esta nueva obra Pop Stram que espero que os guste.